Cholita

por Iñaki Léonard
257 vistas
Perseguidor de Ilusiones

¿Por qué me cuesta hablar en pasado?

Las despedidas nunca son fáciles, cuando además son porque te han arrebatado de golpe a un ser querido son aún más difíciles de digerir.

Hace ya casi 26 años, una llamada de teléfono heló mi corazón, al otro lado del teléfono una voz muy seria, no presagiaba nada bueno; lo había visto en las películas, pero nunca me había pasado a mí, se identificó, creo que como sargento de la Guardia Civil de tráfico y me pregunto si conocía a… yo le llamaba “Cholita” me dijo que había sufrido un accidente de tráfico y no se pudo hace nada por ella, estaba en el Gregorio Marañón de Madrid.

Era de Argentina y no tenía ningún familiar aquí en España, contactaron conmigo por tener una tarjeta mía en su cartera.

Fueron los 400 kilómetros más difíciles que he recorrido nunca, es más no recuerdo ni como los hice, 5 horas más tarde estaba en el hospital, aunque por desgracia lo haya vivido otras veces, nunca te acostumbras a ver a una persona por última vez, el personal del mortuorio, pese a la frialdad del momento, me comentó, “piensa que no ha sufrido” ha sido un golpe mortal, como si eso me fuera a reconfortar.

Ahora me tocaba a mí dar la noticia a sus padres, bueno a su madre, estaban separados y era el único número de teléfono que tenia de su última ida a su País.

Marque el número y no supe que decir, solo me salió, está muerta y el médico que me acompañaba en ese momento continuó con la conversación.

«Los que se marchan sueñan con llegar lejos, el que se queda sueña con hacerlos volver»

Benjamín Prado

Es mentira que las despedidas pueden ser dulces, no se admite que una vez más te hayan arrebatado en tan poco tiempo a otro ser querido, no se supera el echarla de menos, recordamos momentos que quisiéramos volver a vivir.

A mí me cuesta hablar de la muerte, de las muchas cosas que me quedaron por hacer contigo, muchas visitas, muchos conciertos, ver a “tu Simeone” en un partido del Atlético.

Nadie habla de lo difícil que es saber que no vas a estar más o que no voy a tener más oportunidad de hacer todos esos planes contigo.

Una vez muertos, yo pienso que los seres queridos siempre permanecen en nuestros recuerdos y tú Cholita siempre estarás ahí, las personas a las que he amado siempre están en mi presente, me es imposible considerarlas pasado.

Puede que te guste también

Dejar un comentario

Al usar este formulario das tu consentimiento para el almacenaje de tus datos en este sitio.

Este sitio utliliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Asumimos que estás de acuerdo con ésto o puedes rechazarlo. Genial Leer más