¿Imagen o personalidad?

por Iñaki Léonard
191 vistas
¿Imagen o personalidad?

Últimamente he visto algunos retratos por ahí, en las redes sociales que son dignos de la antología del disparate, no se sabe si en la foto sale la madre o su hija (igualmente aplicable a padres / hijos) ¿Tan poco valoramos nuestro físico? ¿De verdad es necesario aparentar lo que uno no es?

Creo que en este artículo me voy a meter en uno de esos “charcos” que tanto me gustan.

Es necesario saber que las palabras, retocar y corregir no siempre se pueden considerar como sinónimos como nos indica la RAE.

Es verdad, que con las tecnologías que tenemos a nuestro alcance en la actualidad, la foto no se termina cuando le damos al botón, como antiguamente, ahora tenemos muchas opciones para mejorar la calidad de la imagen.

Para mí, retocar la calidad del retrato es modificar el contraste, quitar distorsiones que hayan podido aparecer en la lente, modificar el tono de la imagen, eliminar algún elemento que se nos haya colado en la fotografía o corregir alguna ojera indeseable que por alguna circunstancia tengamos ese día y no forme parte de nuestra morfología diaria.

Corregir de una forma exagerada es otra cosa, cambiar el color del pelo, de los ojos, modificar exageradamente nuestra figura, etc.

Alargar el cuello, quitar la papada, rejuvenecerse o poner cintura de “avispa” es manipular la realidad, al final en redes sociales vivimos en un mundo donde casi nada es real.

¿Qué pensamos cuando se manipula una noticia o aún peor cuando se manipula una foto mostrando dos personajes públicos dándose la mano y nunca ha ocurrido?

Sé que es conflictivo este tema, y por supuesto cada uno con su imagen en redes sociales puede hacer lo que quiera, pero también existe vida fuera de las redes sociales y ahí no existen filtros posibles y nos mostramos tal y como somos en realidad.

En algún momento de la historia alguien nos ha engañado y nos ha hecho creer que una fotografía plasma la realidad. 

Vivimos en una sociedad donde damos más valor a la imagen personal, que a la personalidad y así nos va.

En este artículo solo doy mi opinión sin ninguna intención de dar lecciones a nadie, a mí personalmente me gusta ser fiel a la realidad, pero para gustos están los colores.

También quiero que quede claro, que este artículo está enfocado solo a las fotos donde se manipulan sin rubor las imágenes de uno mismo en redes sociales, para nada es aplicable a fotos artísticas donde el fotógrafo utiliza todos los medios y técnicas que tiene a su alcance.

Ahora voy a ponerme el chubasquero por la que se me viene encima…

Puede que te guste también

Dejar un comentario

Al usar este formulario das tu consentimiento para el almacenaje de tus datos en este sitio.

Este sitio utliliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Asumimos que estás de acuerdo con ésto o puedes rechazarlo. Genial Leer más